Se utiliza para el estudio de las diferentes estructuras cerebrales y sus patologías. Es especialmente útil para el diagnostico de hemorragias intracerebrales y es la opción de diagnóstico cuando está contraindicada la resonancia magnética.

Para su correcta preparación, se necesita un ayuno previo de 6 horas (3 en pacientes diabéticos), no siendo necesaria la suspensión de ningún tratamiento y pudiendo beber agua durante las 6 horas de ayuno.

Una vez preparado y dentro de la máquina, el tiempo de exploración no suele sobrepasar los 10 minutos.

En ocasiones, y según la patología que se quiera estudiar, es necesaria la inyección por vena de contraste yodado, que nos aportará una mejor caracterización de las estructuras.

TC cerebral TC cerebral