Gracias a los campos de visión amplios de las nuevas resonancias, y a secuencias de tiempo de adquisición rápidas, la resonancia se ha convertido en una buena herramienta para el estudio del aparato digestivo, muy útil en enfermedades como el Síndrome de Crohn.

Para este estudio es necesario que el paciente siga una dieta específica que le facilitaremos en nuestro centro 1 semana previa a la exploración. Una vez el paciente se encuentre en nuestro centro para realizar la prueba, deberá antes beber un preparado de agua y contraste, y después de esperar 30 minutos pasará a la máquina. Esta prueba también requiere de la inyección de contraste endovenoso.

Esta exploración suele durar de 30-40 minutos. El paciente dispone de un timbre que podrá pulsar en todo momento si necesita comunicarse con el técnico de resonancia.

rm entero